Notas, fotos y videos de ese costado insólito que tiene el deporte más lindo del mundo.

viernes, 31 de julio de 2009

Invisible: que no puede ser visto

Ésta es la historia de un gol que, tranquilamente, puede ser descripto con ese adjetivo. La insólita jugada se dio en Bogotá, en 1989. A pesar de que la pelota estuvo a tres metros de la línea del arco, el árbitro Manuel Castro cobró el tanto.

El juez del partido, que dirigía su primer encuentro y obviamente el último, le concedió el gol a Héctor Sosa de Santa Fe. Más tarde, Didí de Souza marcó para el Pereira y el resultado final fue 1 a 1.

Este episodio no fue la única curiosidad de esa temporada en el fútbol colombiano. Para empezar Héctor Méndez, volante de marca, fue el goleador del campeonato. Y para cerrar un año repleto de rarezas ese torneo fue el único que se suspendió, sin que haya un campeón, en toda la historia del profesionalismo en Colombia (1948-2009).

Fuente: bestiariodelbalon.com
video

1 comentario:

  1. JAJAJAAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

    ResponderEliminar