Notas, fotos y videos de ese costado insólito que tiene el deporte más lindo del mundo.

viernes, 22 de julio de 2016

Pelea por la vida y escribe un libro


El ex futbolista Maximiliano Kondratiuk, afectado por el Síndrome de Wilson, está terminando su autobiografía. Maxi está en sillas de ruedas, casi no se mueve y no puede hablar. ¿Cómo hace para escribir el libro? Con su pulgar izquierdo.

"Es el proyecto de mi vida y lo estoy disfrutando mucho. Ojalá que sea un ejemplo para todos aquellos que se quejan de cosas banales; que sepan que hay muchos que la peleamos e igual somos felices", cuenta a través de la computadora, el ex jugador de Gimnasia y San Martín de San Juan (7 partidos en primera división de Argentina).

* La nota completa, en diario La Nación

martes, 19 de julio de 2016

¿Abejas? ¡No es la primera vez!

El partido entre River y Aucas, de la Primera División de Ecuador, tuvo que ser suspendido por una invasión de abejas. En una de las fotos se ve cómo sufrieron los futbolistas y en la otra puede observarse la indumentaria de los fumigadores que entraron a la cancha.

En Fútbol Curioso te mostramos un antecedente de un hecho similar ocurrido en 2010, en Panamá; aunque en aquella oportunidad el encuentro continuó luego de 40 minutos.


jueves, 30 de junio de 2016

Un pobre tipo llamado Lionel Messi


Por Máximo Randrup (nota publicada en diezmas.com)

Jugué un puñado de partidos en el ascenso argentino y no pude conseguir uno de los discretos objetivos que me había propuesto: hacer un gol. ¡No metí ni uno! Y lo peor es que era delantero. Yo sé que esto no le importa nadie; sin embargo ahí está la clave. Como fui un futbolista mediocre y nadie me conoce, me dejan vivir tranquilo. Con Messi ocurre lo opuesto. Lo enloquecimos.

“Acá no juega como en el Barcelona”, repetíamos como idiotas… Hasta que empezó a brillar en la selección. “Allá mete más goles”, decíamos convencidos… Hasta que pasó a ese superhéroe de apellido Batistuta. “Acá nunca ganó nada”, buscamos herirlo ahora… como si no existieran los Juegos Olímpicos (esa Copa que Brasil no tiene y se desvive por ganar).

Si Johan Cruyff hubiese sido argentino sería un traidor. Ganó 22 títulos y ninguno para su país. “Gullit, al menos, levantó la Eurocopa”, afirmaríamos… Porque acá somos expertos en comparaciones. No decimos Bilardo y Menotti. Nuestra letra favorita es la ‘o’. Si elegimos al Narigón aseguramos que el Flaco era un mentiroso; si optamos por Menotti aseveramos que Bilardo hacía trampa. ¿Maradona o Messi?, nos preguntamos. Discutimos. Nos peleamos. Y nos quedamos con uno. A ése lo endiosamos, al resto lo desechamos.

Y como sé que nos encanta ese terreno, el de la comparación estúpida, aporto un par de datos: Maradona jugó dos finales para la selección mayor y tampoco metió goles; Diego ejecutó dos penales en definiciones y convirtió uno (Messi pateó cinco y marcó cuatro). ¿Y?

La frase que voy a poner a continuación la escuché recién, se los juro: “A Maradona para bajarlo había que pegarle arriba de la rodilla”. En ese testimonio la comparación se mezcla con la falacia. Pienso en las infracciones sistemáticas de Chile para poder frenarlo y, por supuesto, se me viene a la cabeza la patada de Marcelo Díaz que impactó justo en el número 10 del pantalón.

Todavía lo veo en el banco de suplentes llorando sin consuelo. Solo. Lo observo y tengo ganas de decirle que no se preocupe. Que consiguió muchísimo más de lo que soñamos la mayoría de los argentinos. Que mire el 99 por ciento del vaso lleno. Tengo ganas de decirle que sea feliz.

“Me duele más que a ninguno, pero es evidente que no es para mí”, dijo y a todos nos pareció normal. ¿Tan enfermos estamos? ¿Cómo no es para él? Si es el máximo goleador de la historia de nuestra selección y nos llevó a la final de un Mundial después de 24 años. Y ojo que yo no soy ningún moralista: para mí el objetivo del fútbol es ganar. Pero también creo que Messi hizo todo lo que pudo.

Les confieso algo. Este espacio, si Argentina ganaba, lo iba a utilizar para hacer un análisis táctico de Argentina en la segunda fase de la Copa América. Lo había hecho después de la instancia de grupos (Un sistema elástico, con el 4-2-3-1 como punto de partida) y tenía ganas de cerrar el círculo. Hasta me daba vueltas un título: Esquema indefinido y un Messi determinante. Desde lo colectivo, el equipo de Martino había pasado por el 4-2-3-1 (primer tiempo ante Venezuela), por el 4-4-2 (segundo tiempo de aquel encuentro) y desde las semifinales se había instalado en el 4-3-3 (contra Chile, cuando se quedó con diez, primero jugó 4-2-3 y luego 4-3-2). Y Messi, que no fue titular en los primeros tres juegos, participó en la mitad de los goles argentinos (18), con 5 goles y 4 asistencias. En la final, incluso, todo seguía en pie: hizo expulsar a un rival a los 27 minutos. La realidad aplastó esa idea y cambié de rumbo. Porque veo a un hombre que tiene (casi) todo y sufre como si no tuviese nada.

Ahora observo que la gente le pide por las redes sociales que se quede; por tele hablan de un banderazo y “una estatua para la Pulga”. Tarde. Al tipo lo enloquecimos antes.

miércoles, 22 de junio de 2016

Tecleando...

Vestuario argentino después del partido: cada jugador concentrado en su celular.



Por DickieR. para futbolcurioso.blogspot.com

miércoles, 8 de junio de 2016

¿Sabías que...?


- De los torneos de selecciones que continúan vigentes, la Copa América es el certamen más antiguo que existe (se disputa desde 1916). Este año, en la edición por su centenario, es la primera vez que se disputa en un territorio por fuera de Sudamérica (Estados Unidos).

- Uruguay, con 15, es el país que más veces ganó el campeonato continental. Después aparece Argentina, con 14; y tercero se encuentra Brasil, con 8.

- El seleccionado argentino figura primero en la tabla histórica de puntos. Tiene 385 unidades, 30 más que los charrúas y 56 más que los brasileños.

- De las diez selecciones de Sudamérica sólo dos nunca fueron campeonas: Ecuador y Venezuela. Los tres países que cuentan con un solo título son Bolivia (1963), Colombia (2001) y Chile (2015), logros que obtuvieron jugando como locales.

- La mayor goleada le pertenece a la Argentina, que en 1942 derrotó 12-0 a Ecuador. El partido se jugó en el Estadio Centenario de Montevideo y el equipo ganador convirtió seis tantos en cada tiempo. El Charro Moreno, que hizo tres goles en diez minutos (12’, 16’ y 22’ del PT), fue el máximo artillero de aquel encuentro.

- El argentino Norberto Méndez y el brasileño Zizinho son los goleadores históricos de la Copa América, ambos con 17 tantos. Segundos, con 15, están: Lolo Fernández (Perú) y Severino Varela (Uruguay).

- Los tres mejores futbolistas que dio el continente (Pelé, Maradona y Messi) nunca fueron campeones. Entre los tres suman siete ediciones y ningún título.

martes, 24 de mayo de 2016

Qué viva el fútbol...

... y la vida. No más palabras.

viernes, 20 de mayo de 2016

Pichichi

* Nota publicada por Pablo Aro Geraldes en su web personal (arogeraldes.blogspot.com.ar), un espacio periodístico altamente recomendable.

Era sobrino de Miguel de Unamuno, pero a diferencia de su tío, él haría del gol su propia poesía. Se llamaba Rafael Moreno Aranzadi y había nacido en Bilbao, el 23 de mayo de 1892, pero desde que empezó a destacarse como puntero izquierdo todos lo conocieron como Pichichi.

Su único equipo fue el Athletic Club, con el que jugó entre 1913 y 1921. Debutó el 17 de marzo de 1913 con una victoria 3-0 sobre el Real Madrid. Llegó a disputar 17 partidos del campeonato de España, en los que marcó 10 goles, y 72 partidos del campeonato regional vizcaíno en los que anotó 68 (todavía no existía la liga española).

Con el equipo vasco conquistó cuatro Copas del Rey y cinco campeonatos regionales. Tuvo el grandísimo honor de ser el primer futbolista en marcar un gol en el estadio de San Mamés, durante el match inaugural, el 21 de agosto de 1913, en el triunfo del Athletic 2-1 sobre Racing de Irún.

Pichichi acostumbraba a jugar con un pañuelo blanco anudado en la cabeza. Se retiró a los 29 años para convertirse en árbitro de fútbol. Pero la muerte lo sorprendió un año más tarde, presumiblemente por un proceso tifoideo, luego de ingerir ostras en mal estado. Como reconocimiento a sus logros el diario Marca, junto al ya desaparecido Arriba, bautizó con su nombre al trofeo otorgado desde 1953 al goleador de la Liga. Hoy, Pichichi es sinónimo de goleador.

viernes, 6 de mayo de 2016

Genio de la improvisación

Un instante de lucidez, una maniobra repentina, un golazo. La obra de arte lleva la firma de Thomas Lopez, jugador del equipo sub-14 del Gremio de Brasil.

video

viernes, 29 de abril de 2016

A la cancha con capas negras

En la final de la Copa de Portugal de 1969, los jugadores de Académica de Coimbra realizaron un curioso homenaje para sus compañeros que habían sido detenidos por exigir democracia y enseñanza de calidad. ¿Qué hicieron? Salieron al campo de juego vistiendo capas negras, un antiguo símbolo universitario.


lunes, 18 de abril de 2016

Sin consuelo

Así quedó Andrea Consigli, arquero del Sassuolo de Italia, tras su insólito gol en contra que confirmó la derrota de su equipo ante Fiorentina. Pasen y vean... no hay mucho para agregar.

video