Notas, fotos y videos de ese costado insólito que tiene el deporte más lindo del mundo.

viernes, 17 de agosto de 2012

Votá al personaje de la semana

El disparatado espacio de Facundinho - Capítulo I

En Fútbol Curioso nace una nueva sección que, esporádicamente, sorprenderá a quienes se detengan a disfrutarla. Con su ingeniosa prosa, Facundo Bonetto contará su verdad: una muy diferente a la que ven el resto de los mortales. Acá va la primera...


En esta aparición inicial les propongo elegir al personaje de la semana. Las opciones son: 1) Jonathan Soriano y 2) Tony Hibbert.

1) De chiquito miraba jugar a Gonzalo Quesada, quería ser como él; un gran deportista. Pero como era muy menudito físicamente, tenía patas de víbora, tórax de conejo y brazos de ratón se decidió por otro deporte. Un día llegó muy borracho al partido: había perdido 100 euros apostando en contra de Usain Bolt en BWIN. Llegó, saludó a sus compañeros, se vendó y cambió como pudo, y saltó (literalmente) al campo de juego.

Minuto 40 del segundo tiempo, falta en el área para los Red Bull, de la Liga Norteamericana de Soccer. ¡Penal! Jonathan Soriano ahora luce sobrio, más compuesto y relleno. Tiene grandes brazos sin cuello y se pelea con el pateador porque éste es su momento. Años y años de esperar, terminaron. Junta un poquito de arena, la justa y necesaria, la amontona y patea a los palos...

video


2) Tony Hibbert era la persona con más mala leche del mundo. Jugaba a la quiniela y le salían letras, compraba dólares rojos, fue al Caribe y lo agarró un tsunami. No se le conocían amigos. Una vez había comprado un pajarito (lo más parecido a un amigo que tenía) y una helada se lo mató. Como se había encariñado con él, lo guardó en el freezer. Después de muuuucho tiempo, conoció a una chica, pelirroja y bonita. Se enamoraron. Todo iba excelente hasta que Rebecca -así se llamaba- quiso comer a la madrugada unos bifes y se encontró un pájaro muerto. Todo terminó en muy malos términos.

El bueno de Tony se dedicó entonces al deporte sin demasiada suerte. Vagó por diferentes equipos de dudosa calidad por espacio de nueve años. En el Everton se hizo muy querido: copiando trucos del mago Emanuel, se ganó a la fanaticada. Ésta le juró que en su primer gol haría algo muy loco. Estás a sólo un click de verlo.

video


Por Facundo Bonetto para futbolcurioso.blogspot.com

9 comentarios:

  1. Mi voto es para Tony Hibbert. El tipo generó una invasión de cancha por meter un gol y, para colmo, era un amistoso. Un genio.

    ResponderEliminar
  2. Facundinho Carioca17 de agosto de 2012, 10:39

    Comparto: dicen en el Deportivo Táchira que si Vizcarra mete un gol derrocan a Hugo Chavez.

    ResponderEliminar
  3. Toni Hibbert!!! Soriano que se ponga un maxikiosco!
    Lobo.

    ResponderEliminar
  4. SORIANO. El muchacho remató así de mal y no dejó el fútbol????? Es un maestro. Merece que lo voten! Saludos, bocha!

    ResponderEliminar
  5. J. SORIANO ES MI ELEGIDO, NO ERRA EL QUE NO PATEA Y LO VOY A BANCAR. MUY BUENAS LAS NOTAS Y COMO SIEMPRE EL BLOG SE PASA. SALUDOS CORDIALES JUAN "KINTA AMIGO DE LA GENTE" CALABRESE

    ResponderEliminar
  6. Hibbert. Olé, ole, ole, ole, Tony, Tony!

    ResponderEliminar
  7. IMPOSIBLE ELEGIR. SON DOS GENIOS DEL FUTBOL MUNDIAL.

    ResponderEliminar
  8. Mi elegido es Tony Hibbert. Increible, se mete la gente..
    Balti9

    ResponderEliminar
  9. Si un gol de Hibbert generó una invasión de cancha no entiendo como un gol del Pepi Zapata no generó una guerra civil. Increíble invadir la cancha en un amistoso

    ResponderEliminar