Notas, fotos y videos de ese costado insólito que tiene el deporte más lindo del mundo.

viernes, 27 de febrero de 2009

¡Arquero de mi vida!

A la hora de hacer un amague hay, por lo general, dos desenlaces posibles. Una alternativa es engañar al rival y, entonces, gambetearlo. Otra posibilidad es fracasar y, como resultado, perder la pelota.

Pero atención. Un arquero instaló una nueva opción: hacer un amague y creérselo él mismo...

Fuente: Dickie R.
video

lunes, 23 de febrero de 2009

El día que Boca fue un equipo chico


Hoy Boca es, para casi todos, el equipo más poderoso de la Argentina. Pero, no hace mucho, fue un equipo chico. Más precisamente en 1984.

La debacle Xeneize duró apenas un día. Un conflicto entre los jugadores y los dirigentes hizo que el plantel de Boca decidiera no presentarse a jugar contra Atlanta. La comisión directiva resolvió mandar a la cancha a la cuarta división.

Ese no fue el único problema. Como el Bohemio tenía una camiseta similar, Boca debía usar la casaca alternativa. ¡Pero no había! A último momento aparecieron unas blancas, aunque sin número. Gracias al utilero, que pintó una por una con marcador negro, el Xeneize pudo salir a la cancha...

Y el papelón continuó. No porque el local haya perdido ante Atlanta, algo que estaba dentro de los planes, sino porque los números se fueron desdibujando. Sí, hasta quedar prácticamente ilegibles.

8 de julio de 1984, el día que Boca fue un equipo chico.

Fuente: elgrafico.com.ar

viernes, 20 de febrero de 2009

Basado en una historia real


Es muy común que una institución ofrezca una cierta suma de dinero a cambio de obtener algún jugador. También suele ocurrir que un equipo pida determinada cifra por uno de sus futbolistas. En 2006 se dio una situación bastante diferente...

Lo que está a punto de leer es ciento por ciento verídico. Por aquel entonces, el presidente del Steaua Bucarest, Gigi Becali, ofreció 100.000 euros para deshacerse de su propio arquero. Las malas actuaciones del portugués, Carlos Alberto Fernandes, hicieron que la máxima autoridad del club más grande de Rumania buscara desprenderse de él por todos los medios. “Si algún club quiere tener a Carlos, yo personalmente voy a pagarle 100.000 euros”, fueron las duras y humillantes palabras.

¿Cómo siguió la historia? A Fernandes lo dejaron en libertad de acción y al año siguiente se incorporó al Boavista, de Portugal. Y parece que ahí tampoco dejó una buena imagen porque al poco tiempo lo dieron a préstamo. ¿A dónde? Al Foolad, un equipo ignoto de la República Islámica de Irán.

Si los nombres y situaciones coinciden con la realidad NO es pura coincidencia.

Fuente: ole.com.ar

lunes, 16 de febrero de 2009

Insólitas, y verídicas, frases de futbolistas

“No me importaría perder todos los partidos, siempre y cuando ganemos la Liga” (Mark Viduka)

“Perdimos porque no ganamos” (Ronaldo)

“Tuve 14 amonestaciones esta temporada: 8 de ellas fueron mi culpa, pero 7 pueden ser discutidas” (Paul Gascoigne)

“Nunca he querido irme. Estoy aquí para el resto de mi vida. Y espero que después también” (Alan Shearer)

“Gasté mucho dinero en coches, alcohol y mujeres. El resto lo he malgastado” (George Best)

“Me gustaría jugar en un equipo italiano. Como el Barcelona” (Mark Draper)

“Estaba viendo en directo el partido del Balckburn por televisión, cuando vi que George Nadh había marcado un gol. Mi primera reacción fue agarrar el teléfono para llamarlo. Luego me di cuenta que no podía atenderme porque estaba jugando” (Ade Akinbiyi)

“Estoy lo más feliz que una persona puede estar. Pero he estado más feliz” (Ugo Ehiogu)

“Recibí un golpe en mi tobillo izquierdo. Pero algo me dijo que era mi derecho” (Lee Hendrie)

“No pude acostumbrarme a vivir en Italia. Era como estar en un país extranjero” (Ian Rush)

“Alex Ferguson es el mejor entrenador que he tenido a este nivel. Bueno, es el único que he tenido a este nivel” (David Beckham)

“Los brasileños son de Sudamérica. Los ucranianos son mas europeos” (Phil Neville)

“La ceremonia de apertura fue muy buena. A pesar de que me la perdí” (Graeme Le Saux)

“A veces, en fútbol, tienes que marcar goles” (Thierry Henry)

“No hay nada entre medio. O eres bueno, o eres malo. Nosotros estuvimos entre medio” (Gary Lineker)

“Ganar no es lo importante, siempre y cuando ganes” (Vinnie Jones)

Periodista: “Y usted, ¿cómo hace para correr tanto?, ¿cuántos pulmones tiene?”
Héctor Puebla: “Uno, como toda la gente”

“Estoy muy emocionado porque no todos los días se viaja a Europa” (Frank Lobos, cuando lo entrevistaron por una gira a Estados Unidos)

“Contento por mi debut. Lo hice bien y por suerte pude lesionar a Francescoli” (Luis Chavarria)

Periodista: “¿Cuando te fuiste al Milán te pagaban mucho o poco?”
Claudio Borghi: “No, ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario”

Periodista: “Tenemos la información de que estás haciendo las gestiones para emigrar al extranjero. ¿Nos podrías decir de dónde te están pidiendo?”
Murci Rojas: “Bueno, del país no puedo contarles nada… Sólo puedo adelantarles que se trata de un equipo brasileño”

Fuente: salvajadas.blogspot.com

viernes, 13 de febrero de 2009

Y pensar que dicen que Fabbiani está gordo...


Con algunos kilos de más, William Foulke se las ingenió para ser futbolista. Nació en 1874, fue arquero y disputó un partido para la selección inglesa. Se trata del jugador más gordo de la historia del fútbol.

Su peso récord fue de 165 kilogramos, justo en el mejor momento de su carrera, cuando se desempeñaba en Bradford City. “Fatty” (Gordito), como lo llamaban, llegó a disputar un partido con la selección de Inglaterra en 1897. ¿Y saben qué? Mantuvo la valla invicta. Fue triunfo 4-0 sobre Gales.

El arquero de gran tamaño, y de excelente pegada, falleció en 1916. Sin embargo quedará en la historia y bien merecido se lo tiene.

Fuente: infobae.com

La idea del blog

El objetivo del sitio es compartir curiosidades, rarezas y anécdotas que forman parte del incomparable mundo del fútbol. El creador del blog subirá material los lunes y viernes, aunque se espera el valioso y rico aporte de los verdaderos protagonistas: los lectores.